Una delegación de la alianza de los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo resaltó hoy los cambios e iniciativas del Gobierno colombiano en derechos humanos, sociales y laborales, que acercan al país andino a la ratificación del Tratado de Libre Comercio (TLC).

Según Véronique De Keyser, vocera de la delegación que concluyó hoy una visita a Colombia, el objetivo del viaje era la evaluación del TLC firmado por el país andino con ese bloque y que espera su ratificación.

En un comunicado de prensa se indica que "la delegación no subestima los múltiples cambios que están ocurriendo bajo la administración del Presidente Santos (Juan Manuel), y celebra las iniciativas en la promoción del diálogo entre el gobierno colombiano y los actores interesados en el tema de derechos humanos, sociales y laborales".

Sin embargo, ven la necesidad de que el TLC beneficie a todos los sectores económicos y sociales así como a los grupos vulnerables, en particular indígenas y afrodescendientes.

Agrega que el TLC "debe respetar los estándares laborales y de medio ambiente fundamentales".

Agradecieron, igualmente, "al pueblo colombiano", a sus autoridades y a todos los interlocutores "la calidad de su bienvenida y su extrema apertura".

Agregan que las relaciones del grupo político europeo con el colombiano "salen, una vez más, reforzadas".

En la agenda de la delegación hubo reuniones con el presidente Santos, con miembros del legislativo, embajadores de la UE, altos cargos de la Fiscalía, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, inteligencia), ONG y sindicatos.

Los parlamentarios europeos también visitaron la mina de carbón de El Cerrejón, en el departamento de La Guajira (norte) y dialogaron con el vicepresidente colombiano, Angelino Garzón y con representantes de organizaciones de víctimas sindicales en Medellín (noroeste).

Colombia y la Unión Europa suscribieron, en mayo de 2010, el TLC en Madrid, pero debe ser ratificado por los parlamentos de las firmantes.