Sin refuerzos por cuarto torneo consecutivo, los Pumas de la UNAM saldrán a defender la corona que ganaron en el último certamen. Pero el gran favorito del Apertura mexicano que arranca este fin de semana es el Monterrey.

Puebla y el recién ascendido Tijuana realizaron fuertes inversiones, con lo que se perfilan como animadores en la liga mexicana, en la que los otros tres grandes — América, Cruz Azul y Guadalajara harán lo posible por terminar una sequía de cetros que en el caso de la Máquina data desde 1997.

Los universitarios dejaron ir a cinco jugadores, entre ellos al capitán y seleccionado mexicano Israel Castro, además del volante Leandro, aunque nuevamente le darán oportunidad a valores surgidos de sus inferiores, una fórmula que ya les funcionó en el pasado.

Recién el año pasado, los universitarios dejaron partir a Efraín Juárez (Celtic Glasgow) y Pablo Barrera (West Ham), pero de todas formas conquistaron el cetro venciendo al Morelia.

"De los que se fueron no podemos hacer nada, lo mejor es darle la vuelta y pensar en lo que sigue, este es un plantel en el que la directiva tiene fé y nosotros también", dijo el volante Efraín Velarde, quien podría ser el capitán del equipo.

Para buscar el bicampeonato, los Pumas deberán sobreponerse además al que parece el equipo más potente en México, el Monterrey.

Los Rayados han ganado dos de los últimos cuatro campeonatos en México y afrontan el nuevo torneo con la base de sus últimas consagraciones, sobresaliendo el artillero chileno Humberto Suazo. Se reforzó con el delantero argentino César Delgado, de vuelta a México tras juhar con el Lyon de Francia.

Monterry espera hacer un gran papel en el próximo Mundial de Clubes en Japón y volverá a jugar la Liga de Campeones de la CONCACAF.

"Tenemos un proyecto bien definido para llegar bien preparados para los dos torneos que tenemos en puerta y, por su puesto, al Mundial de Clubes", dijo el entrenador de Rayados, Víctor Manuel Vucetich.

Entre los grandes, América hizo más ruido al concretar el traspaso del delantero ecuatoriano Christian Benítez, quien brilló con Santos de Torreón las últimas dos campañas y con ello esperan ganar su primer campeonato desde el Clausura 2005.

Cruz Azul apostó a la continuidad del plantel y lo reforzó con la llegada de Castro. El equipo estuvo en negociaciones con el delantero colombiano Wason Rentería e incluso lo presentaron. Pero el acuerdo naufragó a último momento.

Chivas insiste con su filosofía de darle oportunidad a sus jóvenes y tampoco ficharon a nadie. El "Rebaño sagrado" alcanzó las pasadas semifinales a pesar de contar con uno de los planteles más jóvenes.

Sorprendentemente, Puebla y Tijuana fueron los equipos que más dinero invirtieron. Los poblanos se hicieron de los servicios del volante español Luis García y el delantero estadounidense DaMarcus Beasley, entre otros 12 jugadores. Tijuana contrató al colombiano Dayro Moreno y su directiva anunció que está por firmar al volante uruguayo Egidio Arévalo.

El torneo mexicano comienza el viernes, cuando Estudiantes enfrente a Toluca.