El ministro de Finanzas de Francia declaró el miércoles que la cumbre europea de esta semana debería dar un "fuerte mensaje" de apoyo a la endeudada Grecia.

Sin embargo, la Canciller alemana Angela Merkel ha dicho que el encuentro del jueves no producirá nada espectacular. Los líderes europeos han sido objeto de críticas por los lentos y pocos esfuerzos para frenar la crisis de deuda en varios países que usan el euro.

El presidente francés Nicolas Sarkozy hará un viaje de último minuto a Berlín el miércoles en un aparente intento por alcanzar un acuerdo con Merkel sobre un nuevo plan para ayudara Grecia.

El ministro de Finanzas de Francia, Francois Baroin, dijo que su país quiere que la cumbre resulte en una "mayor flexibilidad para Grecia" en tasas de interés y en un "fuerte mensaje al más alto nivel" de apoyo colectivo para las naciones de la eurozona que están pasando por problemas.