El número de embargos hipotecarios en el primer semestre de 2011 cayó un 25% frente al mismo periodo de 2010, según RealtyTrac, firma que sigue las cifras de foreclosures en Estados Unidos.

Sin embargo, esta disminución no significa que la crisis esté cediendo.

"Sería bueno que los números de embargos hipotecarios cayeran por un mejoramiento de la economía", dice James J. Saccacio, presidente ejecutivo de RealtyTrac.

"Desafortunadamente el desempleo sigue alto, la confianza del consumidor continua débil y los precios de las casas siguen a la baja", dice Saccacio.

Según RealtyTrac, lo que en realidad está ocurriendo es que los retrasos de procedimiento y procesamiento de los embargos están dilatando los procesos para más adelante y "estimamos que al menos un millón de embargos que deberían ocurrir este año ahora se atrasarán hasta 2012 o incluso más tarde

Esto presenta una enorme sombra sobre el mercado de vivienda donde la recuperación es difícil que ocurra hasta tanto el inventario de propiedades en problemas disminuya a un número manejable, dice RealtyTrac.

Es decir, no habrá recuperación en los precios de la vivienda por un enorme exceso de inventario de casas embargadas.

En estos tiempos, comprar casa puede ser una gran oportunidad pero a la vez es un reto saber cuál es el precio correcto. Los compradores se enfrentan al riesgo de comprar y que el precio de la propiedad siga en descenso.

Y las expectativas de la gente no son muy buenas. En una encuesta realizada por RealtyTrac y Trulia, un portal de internet especializado en el sector inmobiliario, el 54% de los encuestados en Estados Unidos cree que la recuperación del sector vivienda no ocurrirá hasta el año 2014 o después.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino