La campaña que el Gobierno de EE.UU. lanzó en 2010 en México, Guatemala y El Salvador para concienciar sobre los peligros de caer en las redes de tráfico de personas llegará esta semana al terreno doméstico, según informó hoy la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Los estados de Florida y Georgia y el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital, centrarán la segunda fase de la iniciativa publicitaria "No te engañes" ("Don't be fooled", en inglés), dirigida a víctimas potenciales de la trata de personas en los puertos de entrada a Estados Unidos.

La campaña, anunciada hoy en una conferencia de prensa en Washington, consistirá en dos anuncios televisivos, dos radiofónicos y una serie de carteles publicitarios que muestran lemas como "Me quitaron algo más que mis papeles".

El traslado a EE.UU. de la campaña -que llegó a México y Centroamérica en enero de 2010- responde a la intención de llegar a aquellos que "viven en el país y piensan en contactar a un ser querido para que se reúna con ellos aquí, aunque sea entrando ilegalmente", dijo el subcomisario de CBP, David V. Aguilar.

Además, pretende facilitar la tarea de identificar a las víctimas, que muchas veces "están a la vista de todos", por lo que es necesario informar mejor sobre el problema para que los vecinos "les identifiquen y pidan ayuda", apuntó el subdirector de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), Kumar C. Kibble.

"A menudo, el destino que espera a los inmigrantes que hipotecan sus vidas a los coyotes no es otro que la muerte, la desaparición y la esclavitud", indicó Aguilar.

La elección de Florida, Georgia y el Distrito de Columbia, en lugar de los estados fronterizos en los que se producen los delitos, se debe a que los territorios seleccionados son "lugares de destino de las víctimas del tráfico de personas, y en los que sin embargo la población no es apenas consciente del problema", explicó Aguilar.

En estados como California, Texas o Arizona, en cambio, la población tiene un mayor conocimiento del impacto de las redes de trata de personas, "porque viven con ello", aseguró.

La campaña ilustra los dos tipos más comunes de tráfico de personas, los trabajos forzados y la esclavitud sexual, en anuncios rodados en español.