Bankia, un nuevo grupo bancario español creado por una fusión de varias cajas de ahorros, ha debutado hoy en Bolsa con una caída del 1,86 por ciento, con un primer precio de 3,68 euros por acción.

La entidad financiera había establecido en 3,75 euros por acción su precio de salida.

Tras su estreno bursátil, Bankia, que mantiene más de un 50 por ciento de su capital y por lo tanto, el control del grupo, ha captado casi 3.100 millones de euros, que previsiblemente se elevarán hasta unos 3.400 millones cuando los bancos colocadores ejerzan su derecho de compra sobre un 10 por ciento de la oferta.

El presidente de la entidad, Rodrigo Rato, afirmó que a pesar del "complejo contexto económico y financiero", éste era "un momento estratégico" para el debut bursátil del grupo, para todo el sector financiero y para la economía española.

Bankia fue creada, como parte de la reestructuración del sector financiero español, por la fusión de Caja Madrid, Bancaja, La Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana y las cajas de ahorros de Ávila, Segovia y La Rioja.

Está presidida por el ex ministro español de Economía y exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato.

"Con este paso, demostramos que las cajas de ahorros somos capaces de adaptarnos a un entorno mucho más exigente y complejo, transformándonos en entidades que cotizan, sin perder nuestras señas de identidad, tan valoradas por la sociedad", dijo Rato en su discurso en la Bolsa de Madrid con motivo del debut bursátil.

También destacó que el objetivo de salir a bolsa se ha conseguido "en medio de una auténtica tormenta en los mercados, que han impuesto las condiciones financieras más duras de la última década".