La Armada iraní ha equipado varios de sus buques logísticos con misiles superficie-superficie de largo alcance, informó hoy la agencia local Fars.

Según dijo hoy a la agencia el contraalmirante Seyed Mahmoud Mousavi, vicecomandante de Operaciones de la Armada de Irán, "las fragatas y destructores fueron equipados con estos misiles superficie-superficie hace tiempo y los de los barcos logísticos se probaron con éxito en unas recientes maniobras denominadas Joushan".

La Armada, ahora, planea equipar a estos barcos logísticos con modernos misiles para su defensa antiaérea, antes de poner en otras unidades estos sistemas.

Mousavi también indicó que la Armada lleva adelante un programa general para equipar a sus buques con helicópteros, que pueden incrementar el alcance operativo de las unidades navales iraníes.

Recientemente, los Guardianes de la Revolución de Irán realizaron unas maniobras en las que dispararon con éxito misiles tierra-tierra y otros tierra-mar desde silos situados en el país, según aseguró el comandante de la Fuerza Aeroespacial de este cuerpo especial, general Amir Ali Hajizadeh.

Previamente, Irán disparó a principios de este año con éxito dos misiles de largo alcance desde silos en el norte del país contra objetivos situados en el océano Indico, según Hajizadeh.

Hajizadeh apostilló que los misiles iraníes pueden alcanzar cualquier lugar de Israel y las bases y unidades navales en la zona de Estados Unidos, a los que considera sus dos únicos enemigos.

Irán fue sometido a un embargo internacional de armas a principios de la década de los ochenta del pasado siglo, pero ha conseguido desarrollar un programa bélico propio.

Gran parte de la comunidad internacional, encabezada por EEUU, acusa a Teherán de ocultar bajo su programa nuclear civil otro con ambiciones bélicas, cuyo objetivo sería obtener armas atómicas, acusación que Irán rechaza.