El banco estadounidense Wells Fargo informó hoy que en el segundo trimestre del año tuvo una ganancia neta de 3.948 millones de dólares, el 29 % más que de abril a junio de 2010 y también el 5 % más que en los tres primeros meses de 2011.

La institución con sede en San Francisco (California) atribuyó esos resultados, que exceden las previsiones de los analistas, a que logró reducir los impagos por préstamos y también de tarjetas de crédito.

Esos resultados trimestrales suponen una ganancia por acción de 70 centavos, frente a 55 centavos obtenidos de abril a junio de 2010 cuando este banco ganó 3.062 millones de dólares.

En cuanto a los resultados de los seis primeros meses de 2011, el cuarto banco más importante de Estados Unidos indicó que ascendieron a 7.707 millones de dólares, el 37 % más que los 5.609 millones de dólares de enero a junio del ejercicio anterior.

El presidente y consejero delegado de la institución, John Stumpf, señaló que lograron aumentar los ingresos, al igual que los préstamos y los depósitos, reducir los costes operativos, mejorar la calidad de sus créditos y aumentar su capital.

"Aunque el crecimiento económico es menor de lo esperado, hay señales de que se están produciendo inversiones empresariales, y Wells Fargo está ayudando a las empresas", agregó Stumpf.

Asimismo informó que el banco californiano sigue adelante con el proceso de integración de Wachovia, el banco regional que compró en 2008, en plena crisis de las hipotecas tóxicas, y en el que ya ha completado la integración de las sucursales de Florida y Pensilvania, a las que seguirán este año el resto de la costa este.

Wells Fargo, que hasta 2008 era un banco regional con operaciones en el oeste del país, se fusionó con Wachovia ese año, una de las principales víctimas de esa situación y que actuaba en el este de Estados Unidos.

Como resultado de esa adquisición, el banco californiano se convirtió en uno de los principales bancos comerciales a nivel nacional y recibió 25.000 millones de dólares en fondos públicos, que ya pagó en 2009.

Sus ingresos semestrales fueron de 40.715 millones de dólares (20.386 millones de abril a junio), el 5 % menos que los 42.842 millones de dólares (21.394 millones de abril a junio) de los mismos seis meses de 2010.

Tras la apertura de la bolsa de Nueva York, las acciones de Wells Fargo incrementaban su valor el 3,42 % hasta 27,81 dólares, mientras que en lo que va de año han perdido el 10,81 % y en los últimos 12 meses se han revalorizado el 6,23 %.