El tenor español Plácido Domingo presentó hoy en Moscú la XIX edición del concurso internacional Operalia, del que han salido numerosas estrellas mundiales de la ópera como el mexicano Rolando Villazón o la rusa Anna Netrebko.

"El talento no se agota nunca. Operalia ha dado a luz en los últimos 20 años una nueva generación de cantantes que han emocionado a todo el mundo con sus voces", señaló Domingo en una rueda de prensa en el teatro Stanislavski Nemiróvich-Dánchenko de Moscú.

Domingo, que estuvo acompañado de la soprano rusa Galina Vishnévskaya, viuda del violonchelista Mstislav Rostropóvich, se mostró "orgulloso" de cómo ha evolucionado el certamen desde que se inaugurara en París en 1993.

"Al escuchar a algunos tenores y barítonos de entre veinte y treinta años me emociono e incluso lloro. A algunos ya se les ve que van a ser auténticas estrellas. Y es que no es suficiente con una buena voz. Hay que ser un artista y de estos hay muy pocos", dijo.

Domingo reconoce que, a sus 70 años, Operalia es una de sus "grandes pasiones" y que todos los años participa activamente en el concurso tanto como jurado como en calidad de director.

"El proyecto lo llevo muy adentro. No puedo imaginarme una Operalia donde no esté yo presente todos los días, desde el principio hasta el final. Es una semana especial que cada año se celebrar en un lugar diferente. La próxima edición será en Pekín", apuntó.

Domingo destacó que "son muchísimos los artistas que se han formado en Operalia" y que "apenas hay programación operística en el mundo en el que no cante uno de nuestros antiguos participantes".

El tenor español reconoció que la crisis "ha afectado indudablemente a la ópera", al igual que a todo el mundo de la cultura, en particular "a los jóvenes cantantes que se quedan sin repertorio y al público que se queda sin teatro".

"La mayoría de teatros han tenido que reducir el número de producciones. Esperemos que sea algo temporal. La ópera es un espectáculo que amamos con locura y el mundo necesita la ópera", subrayó.

Con vistas al futuro, Domingo confesó que se ve con fuerzas para seguir sobre los escenarios: "Quiero seguir unos años más cantando, dirigiendo, y dedicando mucho tiempo de mi vida a los jóvenes artistas para abrirles el camino cada día más".

El tenor español arrancó una ovación de los presentes cuando declamó en lengua rusa varias estrofas en las que alabó la belleza de Vishnévskaya, que cumplirá en octubre 85 años.

Entre los 40 concursantes en Operalia figuran el español Isaák Galán y el chileno Juan Pablo Dupré, ambos barítonos; el bajo argentino Fernando Javier Radó y la soprano brasileña Lyz Nardoto.

Veinte concursantes se clasificarán para las semifinales y diez para la gran final, en la que se tendrá en cuenta, según Domingo, no sólo las mejores voces, sino también "el carácter, la personalidad y la fuerza interpretativa".

El concurso cuenta entre los miembros del jurado con el director de reparto del Covent Garden, Peter Katona; el antiguo director de la Ópera de Viena Ioan Holender y el director del Centro Nacional de Difusión Musical de España, Antonio Moral.

Los dos ganadores de Operalia recibirán un premio de 30.000 dólares cada uno y la posibilidad de actuar en los principales escenarios del mundo.

Entre los premios destacan también uno que lleva el nombre de los padres de Domingo al que interprete mejor una zarzuela y otro al que mejor cante una aria de Wagner.

En sus 18 años de historia, el concurso se ha celebrado en lugares como Madrid, México, Milán, Tokio, Los Ángeles, Valencia o Puerto Rico.