El presidente de Haití, Michel Martelly, lanzó hoy "la semana de la reconstrucción" de la capital del país, Puerto Príncipe, destruida en gran parte por el devastador terremoto del 12 de enero de 2010, que dejó más de 300.000 muertos.

Durante una ceremonia que tuvo lugar en el Banco de la República de Haití (BRH) situado en el centro de la capital, Michel Martelly reiteró sus promesas con respecto a la reconstrucción del país.

"Hoy quiero recordarles que aún estoy decidido a completar el proceso de la reconstrucción de Haití", declaró Martelly en su discurso.

Indicó que "definitivamente hay que abandonar la lógica de la urgencia y poner el país en la vía de la reconstrucción".

El presidente recordó que su administración se ha comprometido a acompañar y supervisar a las personas desplazadas mientras se lleva a cabo la reconstrucción de la propiedad.

Sin embargo, puntualizó que "no habrá regalo de vivienda para los desplazados", aunque reconoció que después del potente terremoto, la vivienda sigue siendo un reto enorme para los ciudadanos.

Por su parte, el gobernador del BRH, Charles Castel, renovó el apoyo de la institución bancaria que dirigió en el proceso de la reconstrucción de la capital de Haití.

Castel, quien se declaró encantado de que el proyecto en Puerto Príncipe empiece con la reconstrucción del BRH, informó que los trabajos se llevarán a cabo, por una parte, con 60 millones de dólares de la reducción de la deuda externa de Haití por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Estos fondos se destinarán principalmente a la reconstrucción del Palacio de Justicia, del Parlamento, del Tribunal de Cuentas y del Ayuntamiento de la capital, dijo.

Por otro lado, indicó que el BRH invertirá 200 millones de dólares en la reconstrucción de otros quince edificios. EFE