La OTAN ha transferido hoy a las autoridades afganas la seguridad de Mihtarlam, la capital de la provincia oriental afgana de Laghman, informó hoy la portavoz de la Alianza, Oana Lungescu, en una rueda de prensa.

La misión de la OTAN en Afganistán empezó oficialmente la transferencia de competencias de seguridad a las autoridades locales el domingo en la provincia central de Bamiyán, un proceso que continuará en cinco zonas más del país durante la próxima semana.

"Esta mañana, también Mihtarlam fue transferido", indicó Lungescu, quien agregó que el proceso continuará, de manera que "pronto siete distritos y provincias estarán bajo control de la seguridad afgana".

La portavoz consideró que Mihtarlam es un buen ejemplo de cooperación entre la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) y las autoridades afganas.

"El Gobierno afgano ha mostrado liderazgo al proponer este área para la primera ola de transición. Se trata de que los afganos tomen el liderazgo. Es un proceso, no un evento único, pero la transición está en curso y la dirección es clara: tener un país liderado por los afganos, uno en el que los afganos se encarguen de la seguridad prestada por los afganos y una nación para los afganos", concluyó.

Las siguientes zonas serán las ciudades Lashkar Gah (en la meridional Helmand, el 20 de julio), Herat (en la provincia occidental de Herat, el 21) y Mazar-i Sharif (en la norteña Balkh, el 23).

La última región en ser devuelta al control afgano en esta primera fase será la provincia de Panjshir, el día 24 de este mes, mientras que todavía no se ha puesto fecha para la transferencia de la estratégica provincia de Kabul.