El papa Benedicto XVI aceptó la renuncia del arzobispo de Filadelfia, Justin Rigali, y lo envió a la jubilación mientras la archidiócesis enfrenta acusaciones de haber ocultado un escándalo de abuso sexual cometido por sacerdotes.

El Papa ha nombra al arzobispo de Denver Charles Chaput como sucesor de Rigali.

El breve comunicado del Vaticano emitido el martes indicó que la renuncia del cardenal de 76 años se debió a motivos de edad. Rigali presentó su renuncia cuando cumplió 75 años en abril del 2010, como lo exige la ley de la Iglesia, pero el Papa no lo estudió de inmediato.

El arzobispo ha estado bajo presión por su proceder ante el escándalo. Un informe de un jurado investigador en el 2005 señaló que él y su predecesor ocultaron quejas creíbles sobre abusos sexuales cometidos por decenas de sacerdotes de Filadelfia.

Luego de ocho años bajo el mando de Rigali, la arquidiócesis enfrenta cargos criminales sin precedentes en contra de un ex secretario del clero por supuestamente transferir a sacerdotes pedófilos a nuevas parroquias sin aviso previo.

Este año, la jefa de la comisión de análisis de quejas de la arquidiócesis, Ana María Catanzaro, dijo que Rigali y sus obispos "fracasaron miserablemente en ser abiertos y transparentes" al hacerse cargo de los sacerdotes acusados.

Se produjeron dos casos de escándalo mientras ocupaba el cargo como jefe de la arquidiócesis de aproximadamente 1,5 millones de personas.