El presidente de Haití, Michel Martelly, recibirá este miércoles al canciller argentino, Héctor Timerman, quien ratificará la voluntad del Gobierno del país suramericano de mantener los programas de cooperación y asistencia humanitaria en la nación más pobre de América.

Durante su visita al frente de una delegación de funcionarios, Timerman también transmitirá al mandatario haitiano la invitación de la presidenta argentina, Cristina Fernández, para que viaje a Buenos Aires, precisó la Cancillería argentina en un comunicado.

Esta visita "reafirmará los lazos de amistad existentes entre ambos países y el tradicional compromiso argentino de seguir contribuyendo con los esfuerzos de Haití en la consolidación de su estabilidad institucional y en el proceso de reconstrucción del país tras el terremoto del 12 de enero de 2010", señaló la nota oficial.

En este sentido, Timerman ratificará la decisión del Gobierno argentino de sostener los programas de cooperación y capacitación técnica que desarrolla en Haití en materia agrícola y de seguridad alimentaria, así como con la asistencia humanitaria a través de la Comisión Cascos Blancos.

Timerman viajará acompañado por el vicecanciller argentino, Alberto D'Alotto; el subsecretario de Política Latinoamericana, Diego Tettamanti; el presidente de la Comisión Cascos Blancos, Gabriel Fuks, y la directora general de Cooperación Internacional, Julia Levy.

El canciller también visitará el hospital reubicable argentino que funciona en Puerto Príncipe, capital del país, y se reunirá con el representante especial del secretario general de la ONU y jefe de la misión del organismo en Haití, el chileno Mariano Fernández.

Martelly, que tiene el reto de recomponer el país ante los efectos devastadores del sismo que causó más de 300.000 muertes, lanzó este lunes "la semana de la reconstrucción" de Puerto Príncipe.

"Definitivamente hay que abandonar la lógica de la urgencia y poner el país en la vía de la reconstrucción", sostuvo Martelly al lanzar el plan que se financiará en parte con 60 millones de dólares de la reducción que hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI) de la deuda externa haitiana.

Ese dinero servirá para la reconstrucción del Palacio de Justicia, el Parlamento, el Tribunal de Cuentas y el Ayuntamiento, mientras que el Banco de la República de Haití (BRH) invertirá 200 millones de dólares en la reconstrucción de otros 15 edificios.

Haití arrastra además desde octubre pasado una epidemia de cólera que ha causado alrededor de 5.500 víctimas mortales y ha afectado a más de 300.000 personas.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) indicó la semana pasada que los países miembros han dedicado 66,2 millones de dólares a programas de ayuda en Haití, de los 100 millones que la región prometió tras el terremoto de enero de 2010.