El gigante tecnológico Apple registró un beneficio neto de 7.308 millones de dólares entre abril y junio de 2011, su tercer trimestre fiscal, lo que supuso un 124,6 por ciento más que durante el mismo período de 2010, informó hoy la compañía de Silicon Valley.

La empresa obtuvo unos ingresos en los últimos tres meses de 28.571 millones de dólares, con un crecimiento interanual de un 81,9 por ciento, gracias a las fuertes ventas del iPhone y las tabletas iPad.

El beneficio por operaciones ascendió hasta 9.379 millones de dólares, un 121,5 por ciento más que en abril y junio de 2010.

Se trató de un trimestre de cifras récord para Apple, que rebasó todas las expectativas en ingresos, beneficios y ventas.

"Estamos entusiasmados por haber logrado nuestro mejor trimestre de nuestra historia", dijo en un comunicado el consejero delegado de la compañía, Steve Jobs, quien reiteró el interés actual de Apple en sacar al mercado este año la nueva versión de su sistema operativo para dispositivos móviles, iOS 5, y los servicios en la nube iCloud.

Entre abril y junio Apple consolidó la tendencia ascendente de venta de teléfonos móviles iPhone, de los que se comercializaron 20,34 millones de unidades, un 142 por ciento más que durante esos mismos meses en 2010.

La empresa obtuvo también unos resultados sin precedentes en la comercialización de la tableta iPad, que se renovó en marzo con el iPad 2, y de las que se despacharon a pesar de la escasez inicial 9,25 millones, un 183 por ciento más entre abril y junio de 2010.

Apple vendió así mismo 3,95 millones de ordenadores Mac, un 14 por ciento más que en ese mismo período un año antes, mientras que continuó la disminución del negocio de iPods cuya demanda se quedó en 7,54 millones de unidades, un 20 por ciento menos en términos interanuales.