El desempleo en Brasil alcanzó en junio 6,2%, una leve reducción desde el mes anterior que confirma la tendencia a disminuir.

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) informó el martes que el índice de desocupación de junio fue inferior al del mismo mes de 2010, cuando alcanzó 7%.

Se trata del nivel más bajo para un mes de junio desde que comenzó la actual serie de medición de la cifra de desocupados, iniciada por el IBGE en 2002.

No obstante, el instituto aclaró que la generación de empleos a lo largo de 2011 ha sido insuficiente para reducir de manera significativa el nivel de desocupación, que se ha mantenido estable.

"A pesar del resultado positivo de junio, aún no conseguimos alcanzar el ritmo de crecimiento (de puestos de trabajo) que teníamos antes de la crisis financiera de 2008", comentó Cimar Azeredo, gerente de Trabajo y Rendimiento del IBGE. "El mercado de trabajo está parado", agregó.

El ministerio de Trabajo informó el nartes que en junio de 2011 fueron creados 214.000 puestos formales de empleo, cifra levemente superior al mismo mes de 2010, de 212.900 puestos.

No obstante, el acumulado de los puestos creados en el primer semestre del año fue de 1,41 millones de empleos, equivalente a 13,4% menos que el mismo período del año anterior.

Los últimos meses han presentado pocas variaciones en el nivel de desempleo, el cual ha mostrado una tendencia a declinar desde que en febrero alcanzó 6,4% de la población económicamente activa.

El organismo de estadísticas calcula el número de desocupados con base en las cifras de seis grandes regiones metropolitanas de Brasil.