La demanda de licencias para trabajar de manera independiente del Estado sobrepasó la expectativas que tenía el gobierno cubano y al mes de agosto se habían alcanzado las previstas para todo un año luego.

El viceministro de Trabajo y Seguridad Social Carlos Mateu dijo el martes en rueda de prensa que entre enero y agosto de 2011 se contabilizaron 178.000 nuevas licencias.

A finales del 2010 se autorizó una apertura a la iniciativa privada.

Actualmente en Cuba hay 325.945 trabajadores independientes, de los cuales 147.000 obtuvieron los permisos en los años 90, dijo Mateu. La entrega de licencias se mantuvo congelada durante la década de 2000.

"Tenemos que reconocer que la realidad ha superado las expectativas, nosotros pensábamos que una cifra como esta, sí se pudiera acercar a finales de este año y la realidad ha sido superior", expresó el viceministro.

En el mes de junio las autoridades había reportado que había unos 320.000 trabajadores independientes del Estado, pero esta es la primera vez que valoran su nivel de expectativas.

Mateu indicó que las solicitudes más pedidas son para alimentos, el transporte de pasajeros y las arrendadoras de viviendas. Dijo que el 68% de las personas que se inscribieron para ejercer algún oficio no tenían antes ninguna vinculación oficial.

Asimismo, informó que se espera una ampliación de otras "formas de gestión" como las aprobadas para las peluquerías y barberías, en las cuales se permitió a los empleados alquilar los locales al Estado y manejar de manera independiente la administración.

Según el funcionario, de esta manera también podrían operar algunos servicios gastronómicos.

El presidente Raúl Castro comenzó en 2010 una "actualización" del modelo económico cubano y que contempla además de una incipiente apertura a los emprendedores un recorte de los puestos estatales y una racionalización de los gastos, como por ejemplo los subsidios indiscriminados.

Castro indicó que espera lograr la eficiencia económica sin que el sistema pierda su carácter comunista o los beneficios del esquema como una salud gratuita y una educación masiva.