Es "factible" que se pueda alcanzar un acuerdo sobre la deuda en una reunión cumbre de emergencia de la Unión Europea, afirmó el ministro de finanzas griego, Evangelos Venizelos.

El ministro consideró que los gobiernos europeos y los poseedores privados de bonos podrán elaborar para entonces un nuevo plan de rescate de las finanzas de Grecia.

Venizelos también le dijo a The Associated Press en una entrevista el lunes por la noche que Grecia sigue encaminada a lograr un superávit en el presupuesto bruto el año próximo, pese a no haber cumplido sus objetivos fiscales en lo que va del año.

Atenas está instrumentando reformas económicas importantes junto con un programa de austeridad que lidia con una deuda nacional de 340.000 millones de euros (477.500 millones de dólares) que la ha puesto al borde de la cesación de pagos.

Los líderes de las naciones que usan el euro asistirán el jueves a las conversaciones de emergencia en Bruselas ante el temor de que la vulnerabilidad griega se propague a otros países. Los costos para tomar prestado de Italia y España han subido de manera alarmante en los últimos días.

"Es posible concretar una solución debido a que no solamente incluye a Grecia", dijo Venizelos en su despacho en Atenas. "Están en juego el euro y la firmeza de la eurozona. Por eso la protección de Grecia es un mecanismo de autodefensa para la eurozona. Eso nos ayudará a evitar un efecto dominó".

Agregó que la reciente presión sobre las tasas de préstamo en Italia y España fue resultado de apuestas contra dichos países y el euro por parte de los especuladores financieros.

"Estamos presenciando ataques organizados a países que tienen datos macroeconómicos muy positivos, como por ejemplo Italia", afirmó.

Grecia se mantiene a flote con préstamos de emergencia por 110.000 millones de euros de otros miembros de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional, y requerirá un segundo rescate que se calcula en una suma similar.