Una amiga de los siete pescadores perdidos desde que su embarcación naufragó en el Golfo de California y frente a las costas mexicanas está recaudando dinero para contratar a un equipo privado de buzos para que continúe la búsqueda de la embarcación hundida.

Lorie Goldbeck dijo el lunes al diario Press Democrat de Santa Rosa que ella y otras personas estaban recaudando dinero y presionaban a la Guardia Costera estadounidense que participaran en la búsqueda.

Goldbeck es amiga de Shawn Chaddock, de 49 años, uno de los siete hombres del norte de California que están desaparecidos desde que la embarcación de 32 metros (105 pies) de eslora se hundiera repentinamente durante una tormenta el pasado 3 de julio.

La Guardia Costera de Estados Unidos y la Armada de México suspendieron la búsqueda la semana pasada después de haber cubierto más de 18.130 kilómetros cuadrados (7.000 millas cuadradas) frente a las costas de Baja California.

Las autoridades mexicanas dijeron que el no tener certeza del lugar donde se hundió la embarcación obstaculizó el trabajo de los buzos, que buscaron el lugar del naufragio sin tener éxito.