Un cajón de madera se introdujo en las turbinas de un buque que se dirigía a Buenos Aires y debió retornar al puerto de Montevideo con 400 personas y 120 vehículos a bordo.

"El (catamarán de la compañía) Buquebus había partido normalmente, pero aún dentro del canal de acceso y salida comenzó a tener problemas y se detectó que algo ingresó, posiblemente, por algún ducto de agua", explicó a la AP el capitán de fragata Sergio Bique, jefe de Relaciones Públicas de la Armada.

Agregó que "una vez inspeccionado se comprobó que tenía en las turbinas un cajón de madera de esos que llevan frutas y verduras".

Superado el percance el buque volvió a partir con el pasaje, en buena parte integrado por simpatizantes uruguayos con destino a la ciudad de La Plata, en Buenos Aires, donde Uruguay se juega la chance de pasar a la final de la Copa América de fútbol en su partido ante Perú.