El Gobierno de Argentina anunció hoy la creación de un programa de tenencia responsable de perros y gatos que, entre otras acciones, promoverá la esterilización gratuita de las mascotas y prohíbe la matanza de los animales.

Junto a los perros de la residencia presidencial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires, el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, anunció en una rueda de prensa que la nueva "política de protección animal" quedó plasmada en un decreto firmado por la mandataria, Cristina Fernández.

El jefe de Gabinete sostuvo que la esterilización de los animales es "indispensable" para el control de la reproducción indiscriminada de perros y gatos.

Fernández dijo que este programa busca además paliar la transmisión de enfermedades a los humanos, como la rabia, la brucelosis, la leptospirosis, la leishmaniasis y la toxoplasmosis, entre otras, "producto de la superpoblación de perros y gatos".

"No nos ponemos colorados por decirlo: amamos nuestras mascotas (...) Nos gustan los perros y los gatos con locura", aseguró el jefe de los ministros argentinos, quien añadió que "hasta el presente el sacrificio y la eutanasia como método de control de la población canina y felina ha sido, además de poco ético, ineficaz".

Por eso, señaló, se promoverá la esterilización quirúrgica de los animales en forma masiva, sistemática y gratuita.

Según datos del sector privado, en Argentina hay una población estimada de 9 millones de perros y 3,5 millones de gatos.