El rapero y actor Ja Rule fue sentenciado el lunes a más de dos años de prisión por evasión de impuestos, que él atribuyó a una mezcla de inexperiencia juvenil, malos consejos e incapacidad para manejar la fama y la riqueza.

"De ninguna manera quise engañar al gobierno o hacer algo ilegal", dijo el artista minutos antes de ser sentenciado en una corte federal de Nueva Jersey. "Era un joven que ganaba mucho dinero, no sabía cómo manejar esas finanzas, no tenía a nadie que me guiara, por eso cometí errores".

El rapero, cuyo nombre verdadero es Jeffrey Atkins, reconoció en marzo que no pagó impuestos sobre ingresos de más de tres millones de dólares que obtuvo entre 2004 y 2006 cuando vivía en Saddle River. Aunque se declaró culpable de no pagar impuestos durante tres años, confesó que la evasión se extendía a cinco años, según el fiscal federal Paul Fishman.

El mes pasado, Ja Rule fue sentenciado a un máximo de dos años de prisión en Nueva York tras declararse culpable de intento de posesión ilegal de un arma. Esta, que no estaba registrada, fue hallada en su auto deportivo en julio de 2007.

La juez federal Patty Schwartz falló que Ja Rule, de 35 años, puede cumplir la mayor parte de su sentencia de 28 meses en forma simultánea con la condena de Nueva York.

Si se da por cumplida su sentencia de Nueva York tras 18 meses por buena conducta y otras condiciones, le quedarían por cumplir cuatro meses de la sentencia federal.

Además, se le ordenó pagar 1,1 millones de dólares en impuestos impagos.

Ja Rule surgió como rapero a fines de la década de 1990, pero se le conoció por sus colaboraciones con cantantes femeninas pop como Jennifer López y Ashanti. Fue nominado a un Grammy por "Pain is Love" (2002) y ha vendido casi 20 millones de álbumes en su carrera.

Ha actuado en una decena de películas, incluidas "The Fast and the Furious" (Rápido y furioso, 2001) y "Scary Movie 3" (Scary Movie 3: No hay dos sin tres, 2003).

Ja Rule está casado con su novia de la escuela secundaria y tiene tres hijos.