El opositor Partido Revolucionario Institucional anunció el lunes el inicio formal de la construcción del programa político con el que buscará recuperar en 2012 la presidencia de México, más de una década después de haber perdido por primera vez el poder en siete décadas.

El líder nacional del Partido Humberto Moreira informó en rueda de prensa que se elaborará el "Programa para México" a partir de cinco ejes temáticos que se presentarán y discutirán en foros con miembros de la organización, pero también con académicos, ciudadanos, periodistas e intelectuales.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó el país de manera ininterrumpida de 1929 a 2000, ha aparecido en diversas encuestas a la cabeza de las preferencias electorales rumbo a los comicios presidenciales del 2012 y el aún gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, como el favorito para alzarse con la candidatura de ese partido.

Moreira dijo que el PRI ha decidido construir primero su programa y plataforma electoral antes de iniciar hacia finales de 2011 el registro de aspirantes a la presidencia. Señaló que el candidato de su partido se decidirá hasta febrero de 2012.

Sus rivales políticos consideran que sería un retroceso que vuelva a la presidencia el PRI, que algunos analistas ven como un partido autoritario y corrupto.

Moreira señaló que hay otros que consideran que el PRI es ahora un partido "renovado".

"Yo me quedo con esos análisis de quienes nos ven como la posibilidad de cambiar el rumbo del país, llevar a un puerto de desarrollo, de crecimiento, de combate a la pobreza, a la marginación, de oportunidades", dijo el líder político, quien también recordó que el ex presidente español Felipe González consideró hace unos días que todo apuntaba a que el PRI ganaría la presidencia.

En declaraciones a medios mexicanos, el saliente subsecretario estadounidense de Estado Arturo Valenzuela dijo hace unos días que venía una "renovación en el PRI", por lo que no coincidía con la percepción de algunos de que era un partido de dinosaurios, una expresión utilizada para señalar que nada ha cambiado al interior de ese grupo político.

El PRI también se vio recientemente fortalecido al ganar en comicios estatales los gobiernos de los tres estados que se disputaron, incluido el Estado de México.

Los ejes temáticos a partir de los cuales el PRI desarrollará su programa político son: por una gobernabilidad democrática y un estado social de derecho, por una economía competitiva y promotora del desarrollo, por un compromiso con la calidad de vida y la equidad, por una política ambiental sustentable y por una política exterior con rumbo.

Una de las propuestas que llevará el PRI a los foros para incluir en su programa es la desaparición de la actual Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) y que todas las atribuciones en materia de seguridad las asuma la Secretaría de Gobernación, según un documento divulgado a la prensa.

El PRI también plantea transformar la Procuraduría General de la República en una Fiscalía General autónoma y crear otra fiscalía que sólo se encargue del combate al crimen organizado.

La SSP y la PGR han sido, junto con las fuerzas armadas, dependencias claves en la actual estrategia del gobierno del presidente Felipe Calderón en el combate al narcotráfico, mientras que Gobernación funge como órgano coordinador del gabinete de seguridad.

La violencia del crimen organizado ha dejado más de 35.000 muertos desde diciembre de 2006 y diversos miembros de la oposición, incluido el PRI, han criticado en varios momentos la estrategia oficial por no haberse traducido en una reducción de los asesinatos.

El PRI perdió la presidencia en 2000 a manos del conservador Partido Acción Nacional (PAN), que lleva dos gobiernos continuos en el país, los de Vicente Fox y de Calderón.