Un colombiano fue arrestado como sospechoso de herir a tiros a un abogado que tiene como clientes a varios supuestos narcotraficantes en una ciudad del oriente de Bolivia.

El jefe de la policía de Santa Cruz, coronel Ramiro Vega, dijo que el sospechoso fue detenido el lunes en la noche, horas después que el abogado Denver Pedraza fue atacado en las escaleras del Palacio de Justicia de esa ciudad.

"La situación de salud de Pedraza es estable", dijo Vega.

En los últimos tres años más de 50 personas han muerto en Santa Cruz, una localidad a 560 kilómetros al este de La Paz, en posibles ajuste de cuentas del crimen organizado, los cuales han sido catalogados así debido a que la policía no los ha logrado esclarecer.

La policía desarticuló en las últimas tres semanas en Santa Cruz una banda de sicarios bolivianos, peruanos y colombianos que al parecer estaban al servicio del narcotráfico.

También en esa ciudad fue detenido a finales de junio el presunto capo y ex paramilitar colombiano Carlos Noel Buitrago Vega, alias "Porre Macho", quien fue deportado a su país donde tiene causas pendientes por narcotráfico.

En el primer semestre, la policía boliviana confiscó 14 toneladas de cocaína, la mayor incautación para el período y detuvo a más de 1.600 sospechosos de traficar con cocaína.

El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, afirmó el lunes que en el país operan clanes familiares al servicio de grupos que tienen nexos con mafias de Colombia, Brasil y México.