Las fuertes lluvias que azotan Guatemala desde el pasado fin de semana han dejado un saldo preliminar de dos muertos, tres desaparecidos y centenares de afectados, informaron hoy las autoridades de Protección Civil, que se declararon en alerta naranja (precaución).

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, dijo a los periodistas que las lluvias ocasionaron inundaciones en la población de Santa Catalina La Tinta, en el norte del país, donde se reportaron dos fallecidos y tres desaparecidos.

"Hasta el momento, oficialmente, se tiene conocimiento de dos personas fallecidas que fueron arrasadas por el agua, así como de tres más que han sido reportadas como desaparecidas, así como más de 60 casas afectadas", precisó De León.

Las lluvias, que son originadas por un sistema de baja presión que afecta la zona del Pacífico de Centroamérica, también han causado inundaciones y derrumbes en diferentes partes del norte y noroeste del país, afectando a centenares de pobladores.

La Conred se declaró en alerta naranja, lo cual implica mantener en apresto a las diferentes instituciones del sistema de Protección Civil para enfrentar posibles emergencias ocasionadas por el fenómeno natural.

Según los pronósticos del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el sistema que afecta la región tiene un 90 % de posibilidades de convertirse en depresión tropical.