El centro cultural Óscar Niemeyer de Avilés abre sus puertas a la Cumbre Iberoamericana de la Creatividad en la que profesionales tan dispares como actores, cineastas y expertos de la ONU debatirán de temas candentes para el futuro y el presente de Iberoamérica y explorarán oportunidades de colaboración.

La cumbre, que se celebrará el próximo jueves, contará con la participación, entre otros, de la actriz estadounidense Mira Sorvino y Sebastián Marroquín, hijo del fallecido jefe del cártel de Medellín Pablo Escobar, según un comunicado del centro Niemeyer.

La lucha contra la droga, el medio ambiente y la igualdad de género serán algunos de los temas sobre los que aportarán su visión e ideas nueve cineastas y actores, junto a especialistas de la ONU, entre ellos los secretarios generales adjuntos de la organización, Kiyo Akasaka y Radhika Coomarswamy, además del secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias.

Naciones Unidas aprovechará, además, la reunión para presentar su trabajo y proyectos a las industrias del cine y la televisión iberoamericanas con el objetivo de explorar las oportunidades de colaboración mutua.

Los debates sobre la lucha contra la droga contarán con Amado de Andrés, uno de los especialistas en narcotráfico y crimen organizado de más mundial, y con Marroquín, quien protagonizó el documental "Los pecados de mi padre", en el que relata su experiencia como hijo del considerado "zar de la droga".

Otras representantes del mundo del cine serán la directora colombiana Paola Mendoza, quien aborda la emigración en su película "Entro Nos" y la brasileña Denise Zmekhol, autora de "Los niños del Amazonas", además del actor uruguayo de telenovelas Osvaldo Laport, embajador de Buena Voluntad de la ONU desde 2004.

Todos ellos podrán debatir con el consejero especial del secretario general de la ONU para asuntos como el cambio climático, la seguridad alimentaria y la lucha contra el terrorismo, Robert Orr, así como la consejera del departamento de operaciones de las Fuerzas de Interposición de Naciones Unidas, Anne-Marie Orler.

Los debates serán moderados por periodistas que a su vez son embajadores de Buena Voluntad de Naciones Unidas, como la portuguesa Catarina Furtado y la española Teresa Viejo.