Honduras solicitó el lunes la extensión por 18 meses del régimen migratorio especial que desde 1999 ha permitido a 66.000 hondureños trabajar legalmente en Estados Unidos.

El canciller hondureño Mario Canahuati presentó la solicitud a la subsecretaria interina de Estado para el hemisferio occidental Roberta Jacobsen, además planea ver el martes al asesor presidencial para temas hemisféricos Dan Restrepo y a la subdirectora de la oficina de inmigración y ciudadanía (USCIS por sus siglas en inglés) Lori Scialabba antes de volver a Tegucigalpa.

Canahuati espera conocer la decisión del gobierno estadounidense a comienzos de noviembre, dos meses antes de que expire el beneficio migratorio conocido en inglés como TPS, que Honduras obtuvo por primera vez debido a los estragos causados por el huracán Mitch y del que también se benefician Nicaragua y El Salvador.

El canciller dijo a AP que Honduras no estaría en capacidad de absorber a los 66.000 beneficiarios del TPS, debido a una tasa de desempleo y subempleo que supera el 40% relacionada principalmente a la crisis política que generó el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya en junio del 2009.

"Ya cruzamos el proceso de estabilidad política con el restablecimiento de relaciones con la comunidad internacional y a los organismos regionales, y ahora viene enfrentar los retos para promover el empleo", dijo Canahuati refiriéndose al reingreso de Honduras este año a la OEA, una vez que Zelaya terminó su exilio de 16 meses y regresó a su país gracias a un acuerdo negociado por los gobiernos de Colombia y Venezuela con el actual mandatario Porfirio Lobo.

"Estados Unidos ha visto en los presidentes de la región un compromiso de buscar alianzas estratégicas para estimular la actividad económica y disminuir la emigración, pero eso lleva tiempo. Los problemas de cada país (en Centroamérica) son independientes pero todos enfrentamos el problema del desempleo", agregó el ministro, quien señaló que el gobierno espera iniciar este año proyectos de infraestructura por 1.500 millones de dólares en inversión extranjera.

Canahuati dijo haber sentido mucha receptividad durante la reunión con Jacobson para "seguir manejando muy de cerca los temas centroamericanos" en la relación bilateral, y sostuvo que muestra de ese acercamiento son las reuniones con funcionarios estadounidenses que esta semana sostendrán en Washington los ministros hondureños de seguridad Oscar Alvarez, de justicia Ana Pineda, el fiscal general Luis Rubí y la magistrada de la Corte Suprema de Justicia Rosa de Lourdes Paz.

Aparte, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el asesinato el 14 de julio del periodista hondureño Nery Jeremías Orellana.

Desde 2007 a la fecha se han registrado 22 periodistas muertos en Honduras. Solo tres de esos casos han sido esclarecidos. En el 2010 hubo 10 periodistas muertos en Honduras, por lo que organismos de derechos humanos consideran a la nación centroamericana como una de las más peligrosas para ejercer la profesión, aunque las autoridades atribuyen los crímenes a la delincuencia común.

____

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo