La Casa Blanca descartó hoy la posibilidad de que el presidente estadounidense, Barack Obama, apruebe la propuesta presentada por los republicanos como condición para acordar la subida del techo de deuda y evitar así la suspensión de pagos de Estados Unidos.

"Si al presidente le fuera presentada esta ley para firmarla, la vetaría", afirmó la Oficina de Presupuestos de la Casa Blanca en un comunicado.

Con la propuesta denominada "Cortar, limitar y equilibrar", los republicanos quieren obligar al Gobierno estadounidense a reducir el gasto del presupuesto de 2012 y establecer unos límites de desembolsos.

También buscan que el Congreso apruebe una enmienda constitucional que introduzca la obligación de presentar anualmente presupuestos equilibrados, antes de que subir el límite de deuda.

La iniciativa de los republicanos, que son mayoría en la Cámara de Representantes, tiene un carácter sobre todo simbólico, en el contexto de la pugna que mantienen con la Casa Blanca.

Pese a que previsiblemente será aprobada mañana en la Cámara baja, es más que probable que posteriormente sea rechazada en el Senado, que cuenta con mayoría demócrata, por lo que no ayudará a superar el actual estancamiento.

"En vez de perseguir una declaración política vacía e irreal, es necesario que nos movamos más allá de la política habitual y encontremos puntos en común bipartidistas", agregó la nota gubernamental.

La respuesta de la Casa Blanca se produce tras un fin de semana en el que han continuado las negociaciones entre republicanos y demócratas para alcanzar un acuerdo de elevación del techo de la deuda, fijado actualmente en 14,29 billones de dólares, antes del límite del 2 agosto, fecha en la que si no es aprobada, el país entrará en suspensión de pagos.

Ayer domingo, Obama sostuvo una reunión privada con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y el líder de la mayoría republicana en la Cámara, el también republicano Eric Cantor, informó Brendan Buck, portavoz de Boehner.

"Las líneas de comunicación siguen abiertas, pero no hay nada nuevo en términos de acuerdo o progreso. Creemos que "Cortar, limitar y equilibrar" representa el mejor paso al frente, y esperamos la votación de mañana en la Cámara", agregó Buck.