Los investigadores franceses han interrogado a una de las hijas de Dominique Strauss-Kahn, a una de sus ex esposas y quizá lo hagan con un socialista aspirante a la presidencia en torno a las acusaciones de que el ex director del FMI intentó violar a una escritora.

No está claro si las autoridades tienen pruebas suficientes para encausar al ex banquero.

Strauss-Kahn es acusado de intento de violación en Nueva York por una camarera del hotel Sofitel en que se alojaba, y el caso francés es seguido atentamente por el mundo legal en ambos lados del Atlántico.

Strauss-Kahn niega haber cometido irregularidad alguna tanto en Estados Unidos como en Francia. Destacado político socialista, era uno de los favoritos para postularse a las elecciones presidenciales francesas hasta su detención en Nueva York en mayo. Dimitió de la presidencia del Fondo Monetario Internacional para concentrarse en su defensa.

La última de las personas interrogadas en Francia fue una de sus cuatro hijas, Camille Strauss-Kahn, amiga de la escritora Tristane Banon, que acusó a Strauss-Kahn.

Un funcionario judicial dijo el martes que Camille Strauss-Kahn fue interrogada el lunes sobre el incidente en Francia. El funcionario habló a condición de guardar el anonimato por no haber concluido la investigación.

Banon dice que Dominique Strauss-Kahn intentó quitarle la ropa y metió sus dedos en la boca de ella mientras forcejeaban en el piso de un apartamento vacío durante una entrevista del 2003 para un libro que ella estaba escribiendo.

Banon y su madre han sido interrogadas sobre la denuncia, así como la segunda esposa de Strauss-Kahn, Brigitte Guillemette, que es además madrina de Banon.

Mientras tanto, los investigadores seguramente interrogarán al ex líder socialista Francois Hollande, que aspira a la postulación de su partido en las elecciones presidenciales del próximo año. El abogado de Banon dijo que Hollande fue informado en el 2003 del incidente entre Strauss-Kahn y Banon.

The Associated Press no identifica a las víctimas de presuntas agresiones sexuales a no ser que concuerden a que su identidad sea difundida públicamente, como Banon.

Strauss-Kahn se encuentra en Nueva York con su tercera esposa, Anne Sinclair, a la espera de una nueva comparecencia judicial el 1 de agosto.

___

Angela Charlton contribuyó en París a este despacho.