Las autoridades dominicanas detuvieron a cuatro miembros de una supuesta banda dedicada a traficar mujeres venezolanas para que trabajaran como bailarinas exóticas en centros nocturnos de la capital.

La policía informó el lunes en un comunicado que los detenidos fueron identificados como la dominicana Almellis Santos, la venezolana Liliana Cruz y los puertorriqueños Eduardo Cases y José Manuel Santa.

Detalló que los implicados mantenían retenidas a al menos tres jóvenes venezolanas a quienes exigían el pago de una supuesta deuda de 1.500 dólares a cada una como cobro por su estadía de tres meses en República Dominicana.

La institución precisó que las mujeres fueron traídas a Santo Domingo sin ningún tipo de contrato laboral.

Agentes de la institución allanaron la residencia donde permanecían cautivas las inmigrantes, luego de que una de ellas logró escaparse y acudió ante las autoridades.

De acuerdo con la institución, las tres inmigrantes llegaron a Santo Domingo con otras siete mujeres de Venezuela que también trabajarían como bailarinas exóticas en centros nocturnos.

La policía no informó sobre el paradero del resto de las mujeres.

Según la investigación policial, la banda cuenta con reclutadores de mujeres en Venezuela.