El tribunal Basmanni de Moscú declaró hoy culpable en ausencia al empresario ruso-español Antonio Valdés García por robo y blanqueo de dinero en el caso Yukos, antaño la mayor petrolera rusa.

"El tribunal determinó que Antonio Valdés García cometió hurto (...) y blanqueo de bienes", declaró el juez, citado por la agencia rusa Interfax.

Al juicio acudió como testigo el encarcelado fundador de Yukos, Mijaíl Jodorkovski, quien aseguró que la propia posición que Valdés García ocupaba en la compañía le impedía cometer esos ilícitos.

Valdés García, director general de la empresa Fargoil, distribuidora de petróleo de Yukos, fue detenido en 2005, pero se dio a la fuga dos años más tarde y dijo que no confiaba en un juicio justo en Rusia.

La Justicia rusa acusa al empresario de participar en la "apropiación indebida" de 13.000 millones de dólares procedentes de la venta de petróleo a países occidentales.

Valdés ha denunciado que los jueces de instrucción lo presionaron para arrancarle "testimonios falsos" contra Jodorkovski y otros gerentes de la petrolera con el fin de implicarlos en delitos de "hurto de dinero".