La Corte Internacional de La Haya dispuso el lunes que tanto Tailandia como Camboya deben retirar de inmediato sus fuerzas militares del área en disputa adyacente a un templo situado en su frontera, que ha sido declarado patrimonio mundial de la humanidad.

La corte trazó "una zona provisional desmilitarizada" alrededor del templo Prea Vihear de 1.000 años de antigüedad, que llevaría a retirar a las tropas tailandesas de sus actuales posiciones que han ocupado por mucho tiempo, al igual que las fuerzas armadas camboyanas que deben apartarse a gran distancia del templo.

Por lo menos unas 20 personas han muerto desde los enfrentamientos armados del 2008 entre los dos países hasta fines de abril, cuando los comandantes militares acordaron a una tregua en un pacto verbal.

Los jueces de la Corte Internacional de Justicia votaron 11-5, fueron más allá del pedido de Camboya al ordenar que las tropas tailandesas se retiren del área e impuso restricciones a ambos ejércitos y fuerzas policiales.