Testigos y activistas afirmaron que hubo intensas balaceras durante la noche en un inestable pueblo de Siria donde se informó que decenas de personas fueron eliminadas durante el fin de semana.

Un defensor de derechos humanos sirio, Mustafa Osso, dijo que las fuerzas de seguridad mataron a 10 personas en Homs el lunes por la noche como parte de una campaña para reprimir una revuelta que comenzó hace cuatro meses en Siria. Indicó que otras cuatro personas murieron en otros lugares de la provincia.

Un integrante del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Mohammed Saleh, de Homs, dijo que una ola de enfrentamientos de grupos rivales dejó unos 30 muertos durante el fin de semana.

Pero otros activistas dijeron que el número era menor y responsabilizaron a las fuerzas de seguridad.

Siria no permite la cobertura de medios independiente, lo cual dificulta confirmar las versiones en el lugar.