El boxeador hawaiano Brian Viloria derrotó el sábado por decisión unánime al mexicano Julio César "Pingo" Miranda y le arrebató el campeonato de peso mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

El púgil hawaiano saltó y levantó su puño al aire cuando se anunció que él era el nuevo campeón mundial mosca. El ex olímpico rompió en llanto cuando su padre le dio un fuerte abrazo y orgullosamente levantó a su hijo en el aire mientras la multitud lo ovacionaba.

Miranda, de 31 años, (28-4, 16 nocáuts) realizaba la cuarta defensa de su título desde que venció a Richie Mepranum para ganar la corona en junio de 2010.

El hawaiano, de 30 años, controló el combate desde el inicio, derribando a Miranda en los primeros minutos y con un golpe tras otro durante toda la pelea.

"Fue una pelea dura. Muy difícil", dijo Miranda.

Cuando se le preguntó si estaba sorprendido por la puntuación de los jueces, el mexicano dijo "me encantaría una revancha".

Los jueces Robert Hoyle, Rubén García y Tamotsu Tomihara favorecieron a Viloria (29-3, 16 nocáuts), quien consiguió su primer título pesando 50 kilos (112 libras). Antes había ganado los títulos de peso mosca ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) con un peso de 48 kilos (108 libras).

Viloria había ganado sus últimas cinco peleas por nocáut y ninguno de sus rivales duró más de ocho asaltos. Su pelea anterior terminó con un nocáut técnico en el cuarto round sobre Arden Diale en febrero.