El presidente de EE.UU., Barack Obama, adelantó hoy que ha escogido al ex fiscal general de Ohio, Richard Cordray, como director de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB), una agencia creada el pasado año para revisar las regulaciones financieras tras la crisis.

"Los consumidores estadounidenses sufrieron los embates de la crisis financiera y todavía luchan para encontrar empleo, mantenerse en sus casas y llegar a fin de mes", dijo Obama en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

"Por eso he luchado con tanta intensidad para aprobar reformas que arreglen el sistema financiero y establezcan las mayores protecciones del consumidor de la historia EE.UU.", agregó el presidente al subrayar los logros de la CFPB.

Obama destacó que Cordray ha desarrollado su "carrera luchando por las familias de clase media" y valoró su labor como director de la división de seguridad de la CFPB en "vigilancia de la gente corriente en nuestro sistema financiero".

La CFPB, considerado el "guardián" de los consumidores en el ámbito financiero, se dedica a ofrecer información clara y a prevenir prácticas abusivas y engañosas por parte de las entidades financieras.

Obama hará el anuncio oficial del nombramiento de Cordray mañana, aunque deberá ser sometido posteriormente a aprobación en el Congreso.

La decisión del presidente supone dejar de lado la opción de Elizabeth Warren, profesora universitaria y considerada la arquitecta de la CFPB, cuya conocida postura crítica con la industria financiera podría suponer problemas para su aprobación en el legislativo.

Obama aprovechó la nota para agradecer la "extraordinaria" labor de Warren al poner en marcha la agencia y remarcó "su defensa apasionada de una idea sencilla: la gente corriente merece ser tratada justa y honestamente en sus negocios financieros".