El francés Patrick Ngoie y la norcoreana Kumoc Kim conquistaron hoy el Maratón de Río de Janeiro, válido también para la prueba atlética de los Juegos Mundiales Militares.

Nogie, de origen congolés, recorrió los 42 kilómetros de la carrera en un tiempo de dos horas, 18 minutos y 17 segundos, seguido del también francés Ralph Ghamoune (2h 18:43) y del keniano Paul Kasguei (2h 20:43).

"Estaba realmente muy caliente. En la primera mitad de la prueba me quedé atrás del pelotón para ahorrar fuerzas, después me posicioné al frente para ver cómo los adversarios irían a reaccionar y a partir del kilómetro 33 sentí que podía vencer. Tomé la delantera y nadie me siguió", relató Nogie a periodistas.

En la rama femenina, también con dominio de deportistas militares, Kim terminó la prueba de fondo con un tiempo de dos horas, 35 minutos y 22 segundos.

Detrás de la norcoreana, que desfalleció de cansancio después de pasar por la línea de meta y debió ser atendida por los médicos de la competición, se ubicaron la china Yanan Wei (2h 36:19) y la namibia Johanes Helario (2h 37:15).

Además de componer el podio final de la carrera atlética carioca, Nogie y Kim ganaron respectivamente las medallas de oro correspondientes al maratón de los Juegos Mundiales Militares, mientras que las de plata fueron conquistadas por Ghamoune y Yanan y las preseas de bronce conseguidas por Kasguei y Helario.

La carrera fue disputada por 20.000 atletas, entre profesionales y aficionados, con destacada actuación para los participantes de los Juegos Mundiales Militares, evento que comenzó el sábado en Río de Janeiro con cerca de 4.000 deportistas procedentes de 112 países.