La diseñadora estadounidense Leanne Marshall y el modisto peruano José Clemente le pusieron hoy colorido y encanto al cierre del festival de la moda de Panamá, Fashion Week (FWP) 2011, por el que desfilaron reconocidas creaciones como la del venezolano Ángel Sánchez.

La semana de la moda panameña, considerada la más importante de Centroamérica, reunió durante tres días a 24 diseñadores asentados en Panamá y a ocho invitados internacionales, en un evento cuya recaudación será donada a media docena de fundaciones benéficas locales.

La pasarela final fue de la modista estadounidense Leanne Marshall, que presentó una colección llena de colorido que resume sus creaciones de las últimas tres temporadas, que en sus principales líneas se inspira por igual en la arquitectura, la construcción y la naturaleza.

Las modelos desfilaron con vestidos que fueron confeccionados mayormente con seda, organza y algodón orgánico por la modista estadounidense para una mujer "muy femenina, una mujer que le gusta verse sexy y muy sofisticada, pero no vulgar", dijo a Efe la diseñadora.

Las creaciones mostradas por Marshall, quien en 2009 ganó el premio de 100.000 dólares del reality show estadounidense Project Runway para diseñar su propia línea de ropa, abarcaron casi toda una gama de colores, como los pasteles, rojos, negros y los neutros.

Marshall, que se dedica a la moda desde 2004 y es dueña de su propia marca Leanimal, dijo que tenía expectativa por presentar esta colección denominada "Grandes éxitos".

El afamado modisto peruano José Clemente acaparó la atención con una propuesta urbana de ropa masculina que destacó por una mezcla de texturas y colores básicos entre el negro y el gris, y una "paleta de colores" diversos en prendas secundarias.

Clemente dijo que esta es una línea de ropa "casual con toques elegantes".

"Es una línea de ropa que la puedes usar para trabajar, y después las mismas prendas, según cómo las combines, también las puedes usar para salir en la noche, o incluso también para una gala", explicó a Efe el peruano.

"Son prendas bastante versátiles, siento que es básicamente lo que hemos tratado de hacer entendiendo un poco el mercado masculino que es bastante complicado porque tienes que dar en el punto exacto, a pesar de los que piensan que es un mercado sencillo", afirmó.

De acuerdo con Clemente, esto es así ya que en la creación de ropa para hombres "tienes que darle tu ADN a tu propuesta y a la vez ser comercial, lo cual es complicado".

Clemente reiteró que sus creaciones son "urbanas y cosmopolitas, dirigidas a un ciudadano del mundo sin una nacionalidad definida".

Con diez años de ser modisto, Clemente ya estuvo en Panamá en 2007, participando esa vez en Días de Moda, el evento precursor de lo que ahora es el Fashion Week Panamá que concluyó hoy.

La semana de la moda de Panamá se celebró en las Islas del Centro de Convenciones Atlapa, en esta capital, e incluyó una feria de productos de belleza, ropa, accesorios, comida y electrodomésticos.

La moda local estuvo representada por los modistos Jaime Luna, Moisés Sandoya, Federico Visuetti, Michelle Zark, Melina Typaldos, y Gladys Vallarino, entre otros, que mostraron colecciones inspiradas en la cultura y el folclor de este país centroamericano.

También exhibieron sus creaciones modistos y diseñadoras de Colombia, Honduras, Perú, República Dominicana, Ecuador y Panamá, entre otros países, y del reconocido diseñador venezolano Ángel Sánchez que fue la atracción, a pesar de que éste no pudo estar presente por compromisos en Estados Unidos.

El creador venezolano, que ha vestido a famosas estrellas de cine de Hollywood, presentó ayer un anticipo de su colección "Sánchez por Ángel Sánchez" que exhibirá de manera estelar en septiembre próximo en la semana de la moda de Nueva York.