El mítico bar "Floridita" de La Habana, favorito del escritor estadounidense Ernest Hemingway para beber "daiquiri", preparará la versión más grande de ese cóctel durante los festejos de su 195 cumpleaños en 2012 con la aspiración de inscribirlo en el libro de los récords mundiales Guinnes.

Las celebraciones han comenzado un año antes, una de ellas, la III competencia "El Rey del Daiquiri", tuvo lugar esta semana con la participación de 12 cantineros para mostrar sus aportaciones a la receta del trago nacido hace más de 110 años.

El daiquiri con el cuño de identidad del "Floridita" combina ron blanco cubano con zumo de limón, un toque de azúcar, unas gotas de licor Marrasquino y para completar, polvo de hielo, según contaba un antiguo dependiente del famoso bar-restaurante habanero.

El ganador de esta competencia fue el cantinero Pedro Tejeda con el preparado nombrado "Daiquiri Tamarindo".

La gerencia del centro gastronómico habanero, uno de los más visitados por el turismo, ha anunciado que para la edición del certamen en 2012 pretenden reunir a cocteleros de toda la isla y del Reino Unido, España y México.

El novelista Ernest Hemingway (1899-1961) está considerado como su cliente más antiguo y su presencia se ha hecho aún más palpable con la escultura a tamaño natural del escritor que desde el año 2003 fue colocada en el extremo izquierdo de la barra.

El director de la instalación, Andrés Arencibia, explicó al semanario Tribuna de La Habana que las actividades están dedicadas a recordar las vivencias del escritor norteamericano durante sus constantes visitas al lugar y a reverenciar su cóctel representativo.

Hemingway incorporó una porción doble de ron y quitó el azúcar a la receta original del daiquiri que solía beber en cantidades de hasta 12 vasos recostado al mostrador de "La Piña de Plata", como se llamó inicialmente el bar-restaurante abierto el 6 de julio de 1817.

En las paredes del "Floridita" también cuelgan fotografías de aquellas visitas del escritor norteamericano, en algunas de las cuales aparece acompañado de familiares o amigos a quienes llevaba a degustar el trago "Papa Especial" o "Papa Doble", la variante que acuñó.