Ojo a la pelota parada y nada de subestimar a Venezuela.

Paraguay tendrá que ponerle mucha atención a las jugadas con balón detenido cuando enfrente el miércoles a Venezuela por un boleto a la final de la Copa América, advirtió el técnico de la Albirroja Gerardo Martino, quien consideró que por los resultados recientes la Vinotinto debería ser la favorita en el duelo en Mendoza.

Será el segundo partido entre Paraguay y Venezuela en esta Copa América, después de empatar 3-3 en su duelo por la última fecha del Grupo B.

En ese partido, Venezuela remontó una desventaja de dos goles en los minutos finales y terminó segunda en el sector, por encima de Paraguay. Esas dos dianas fueron en jugadas por el aire.

"Favorito no, porque nosotros si hay algo que somos es realista, y una selección (Paraguay) que un período de cuatro años y medio le ha tocado perder con Qatar, con Sudáfrica, con Honduras, bajo ningún punto de vista, y mucho menos ante la paridad que muestra la Copa América" puede ser considerado favorita, declaró Martino el lunes en conferencia de prensa.

"Además, Venezuela fue la que casi gana el grupo donde hemos participado".

La Vinotinto ha sido la gran sensación del torneo al meterse por primera vez en su historia a las semifinales. Con un par de goles de cabeza, producto de sendos tiros libres de Juan Arango, el equipo de César Farías despachó el domingo 2-1 a Chile en los cuartos de final.

"Venezuela tiene una forma de juego desde hace tiempo, que la conoce muy bien", apuntó el "Tata" Martino. "Tiene un buen juego aéreo y buenos ejecutantes. Lo que hay que hacer es tratar de marcarlos".

Martino aprovechó para descartar lo que consideró un mito sobre la selección paraguaya: que su fuerte es el juego aéreo.

Indicó que esa realidad quedó instalada hace más de una década, cuando contaba con excelentes cabeceadores como José Cardozo y Celso Ayala, pero reconoció que ahora no es el fuerte de la Albirroja.

"Me canso de escuchar que Paraguay tiene buen juego aéreo, pero hay veces que en la cancha no juntamos tres jugadores que cabeceen", reconoció el timonel argentino.

Por su parte, el volante Cristian Riveros opinó que es una ventaja que los equipos ya hayan chocado en la primera ronda.

"Es una pequeña ventaja, porque ya nos conocemos. Seguramente ellos pensarán lo mismo", comentó Riveros.

Martino, por su parte, señaló que sigue esperando por la recuperación de su delantero Roque Santa Cruz, quien no jugó contra Brasil por una lesión muscular y cuyo puesto fue ocupado por Nelson Haedo Valdez.

Además, está en duda la presencia del zaguero Aureliano Torres, quien salió lesionado en los cuartos de final y fue reemplazado por Elvis Marecos.