En un dechado de lógica, los dos primeros cabezas de serie derrotaron el sábado al tercero y cuarto para avanzar a la final del torneo abierto sueco en Bastad.

El sueco Robin Soderling, primer preclasificado, aplastó al tercero, el checo Tomas Berdych 6-1, 6-0, y el español David Ferrer, segundo, eliminó casi con la misma holgura a su compatriota Nicolás Almagro, cuarto, por 6-1, 6-3.

Soderling ganó el torneo en el 2009 y Ferrer en el 2007.

El sueco se sorprendió por la facilidad con que superó a Berdych.

"Yo jugué realmente bien", dijo Soderling. "Es raro que un partido salga tan bien contra un jugador tan sólido con Berdych. Tenemos un juego similar, de ataque. Traté de ser el más agresivo y pude tomar el control".