La policía británica investiga si tres pacientes de un hospital murieron por recibir una solución salina contaminada con insulina, informaron el sábado las autoridades.

La policía busca a la persona que alteró un lote de solución salina en el hospital Stepping Hill, en Stockport, en el noroeste de Inglaterra.

Los detectives todavía no determinan si los pacientes, una mujer de 44 años y dos hombres de 71 y 84 años, fallecieron como resultado de la contaminación.

Otras 11 personas resultaron ligeramente afectadas.

El asistente de policía Terry Sweeney informó que la investigación se encuentra "en una etapa muy temprana y no sabemos qué efecto tuvo, si es que hubo tal, la solución en el bienestar de cualquier paciente".

Sweeney agregó que todo el personal médico en el hospital será interrogado.