El Banco Mundial (BM) anunció hoy la aprobación de la Estrategia de Alianza con Costa Rica 2012-2015 que contempla un programa de créditos de 400 millones, de los que más de la mitad irán destinados a mejorar la educación pública universitaria.

"Con este préstamo por una mayor educación, el Gobierno costarricense podrá apoyar el sistema público universitario mediante la mejora de su infraestructura, el incremento de sus instalaciones y una mayor formación del profesorado", dijo Fernando Herrero, ministro de Finanzas de Costa Rica, en un comunicado del BM.

El acuerdo con el organismo multilateral se enmarca dentro de la agenda de desarrollo del Gobierno de la presidenta Laura Chinchilla en las áreas de desarrollo de la competitividad, la mejora de la eficiencia en los sectores sociales y una mejor gestión del medio ambiente.

Con esta nueva alianza, se busca aumentar el número de estudiantes y graduados en las disciplinas calificadas de prioritarias, como son la ciencia y la tecnología.

Además, incluye la inversión en infraestructuras públicas a través de asociaciones entre el sector público y el privado, y el respaldo a los esfuerzos para que Costa Rica se convierta en emisor neutro de CO2 en 2021 y consolide su posición como líder medioambiental.

"El Banco apoyará los esfuerzos costarricenses para ofrecer mayor relevancia a la agenda de competitividad, fortaleciendo el capital humano y la formación, y las mejoras en la calidad del ambiente de negocios", afirmó Felipe Jaramillo, director de Centroamérica del organismo internacional.