El presidente Rafael Correa criticó el sábado un pedido de audiencia por parte de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, y, aunque afirmó que se analiza la respuesta, en caso de aceptarse señaló que será un funcionario de su gobierno quien reciba a los delegados de esa entidad.

"La última vez que vino este malcriadito a un taller de libertad de expresión le dijo de "dictador" para arriba al presidente de la República", afirmó Correa durante su programa sabatino "Diálogo con el presidente". Fue una alusión a Gonzalo Marroquín, presidente de la SIP y director del diario guatemalteco Siglo 21.

"Resulta que ahora se quiere reunir con el 'dictador'" agregó y calificó al hecho como una de las "contradicciones de esta gente".

Correa señaló que el pedido de audiencia "se analiza ... (aunque) en todo caso lo atenderá algún funcionario de gobierno".

Anteriormente el mandatario había manifestado que podría recibir a una delegación de la SIP aclarando que no aceptaría "cátedras de moral". La SIP solicitó una entrevista con Correa para el 18 de julio próximo.

Marroquín dijo recientemente en un comunicado que el objetivo del encuentro es hablar sobre la libertad de expresión en Ecuador, donde un periodista y tres directivos del diario El Universo, y otros dos periodistas autores de un libro, enfrentan querellas por injurias presentadas por el propio mandatario y otros funcionarios, lo que ha sido motivo de preocupación del gremio periodístico.