La crecida Chile comprobará el domingo si Venezuela tiene guardada otra sorpresa en la Copa América.

Chile saldrá como favorito al cruce con Venezuela por cuartos de final de la Copa América, pero la Vinotinto ya no acepta el rol secundario que le asigna su pasado y confía en seguir sorprendiendo en el certamen.

"Chile es un equipo muy difícil, es uno de los que mejor viene jugando en la región", dijo el defensor venezolano Grenddy Perozo, autor del gol agónico del empate 3-3 con Paraguay en el cierre de la primera ronda. "Pero nosotros tenemos, además de confianza, suficientes fundamentos de juego como para seguir soñando en avanzar a las semifinales".

El partido, en el estadio Bicentenario de San Juan a las 19.15 (2215 GMT), enfrentará a una de las selecciones que desplegó mejor juego en la primera fase con el equipo revelación del torneo.

El Chile de Claudio Borghi llegó a Argentina con la misión de demostrar que en el fútbol chileno hay vida después de Marcelo Bielsa y lo logró con la vocación ofensiva que lo caracterizó en los últimos años. Con énfasis en tener la pelota y atacar tocando, tuvo ratos de gran dominio contra México y Uruguay y logró una victoria extrema sobre Perú.

"Lo que más me deja conforme del equipo, fundamentalmente, es la tenencia de balón", dijo Borghi. "Ha sido muy interesante en todos los partidos, desde el más complicado hasta el que nosotros pensamos que podía ser más simple".

La Roja clasificó primera y, con el paso de los días, sus jugadores se mostraron cada vez más confiados con la etiqueta de favoritos que se fueron ganando.

Borghi expresó que las declaraciones de optimismo por haber ganado la llave se debían al premio de seguir jugando en las provincias cercanas a Chile y no eran una subestimación de Venezuela.

"Todos hemos cambiado la mirada sobre ellos", dijo de los venezolanos.

De hecho, Venezuela no es una sorpresa absoluta, ya que su crecimiento fubolístico en la última década es innegable. Aun así, tras clasificar a cuartos en la Copa América 2007 que organizó, tenía el desafío de al menos repetir esa actuación en tierras extranjeras.

Arrancó con un meritorio 0-0 con Brasil, se ganó el pase al vencer a Ecuador 1-0 y logró el empate heroico con Paraguay con dos goles en los últimos minutos. El equipo de César Farías fue segundo e invicto en un grupo de equipos duros y no muestra intenciones de darse por satisfecho.

"Estamos preparados para jugar más de cuatro partidos", dijo Farías. "Este es un equipo que no se rinde, tampoco damos nada por perdido. Lo demostramos con Paraguay".

La Vinotinto enfrenta el choque con Chile en condiciones de virtual visitante, ya que se esperan decenas de miles de chilenos en el estadio sanjuanino, como sucedió en cada partido de la Roja en el oeste argentino. Pero Farías se mostró confiado.

"Los partidos hay que jugarlos y ojalá se nos dé el resultado", dijo. "Esperamos ver recompensado tanto trabajo, tanta entrega. Lo que más queremos es seguir superándonos a nosotros mismos".

Chile no contará con el suspendido volante izquierdo Jean Beausejour ni con el armador Matías Fernández, perseguido por problemas musculares en una pantorrilla. La mañana del sábado, el defensor Mauricio Isla sufrió un golpe en el tobillo derecho en un choque en un partido de entrenamiento, pero no estaba descartado para el partido.

Borghi planeaba alinear a Luis Jiménez como enganche, por más que el sábado no practicó fútbol mientras se recuperaba de una inflamación en un aductor, y colocar como carrilero izquierdo a Arturo Vidal. La contención en el centro del campo quedaría a cargo de Gary Medel y Carlos Carmona.

Venezuela, que no tenía lesionados ni suspendidos, viajó el sábado desde Salta a San Juan y entrenaba por la tarde en el club San Martín.

___

Probables alineaciones:

VENEZUELA: Renny Vega, Roberto Rosales, Oswaldo Vizcarrondo, Grenddy Perozo, Gabriel Cichero, Tomás Rincón, Franklin Lucena, César González, Juan Arango, Nicolás "Miku" Fedor, Salomón Rondón.

CHILE: Claudio Bravo, Pablo Contreras, Waldo Ponce, Gonzalo Jara, Mauricio Isla, Carlos Carmona, Gary Medel, Arturo Vidal, Luis Jiménez, Alexis Sánchez, Humberto Suazo.

Arbitro: Carlos Vera (Ecuador).