Fue la Colombia de siempre: ilusionó a sus parciales con un equipo que parecía estar para cosas grandes pero a la hora decisiva, se quedó corto.

Luego de ganar su grupo tras darle un baile a Argentina, Colombia parecía tener un pie en las semifinales, pues Perú — último en las eliminatorias sudamericanas de la Copa Mundial y que vino sin sus dos delanteros estelares, Jefferson Farfán y Claudio Pizarro — no asomaba como un rival de riesgo.

Los cafeteros, no obstante, regalaron numerosas jugadas de gol, incluido un penal, y cayeron 2-0 ante los peruanos el sábado en los cuartos de final.

El resultado mantuvo una paternidad de parte de Perú sobre Colombia que se remonta desde el primer choque entre ambos en este torneo en Ecuador 1947. Perú cosechó siete victorias, cinco empates y tan solo dos derrotas con el equipo cafetero.

La misión de "Bolillo" Gómez ahora será trabajar en todas las cosas positivas que mostró Colombia en la primera fase.

"Sí está claro que hay equipo", comentó Gómez. "Hay algo estructurado, una base. Un grupo de muchachos muy profesionales. Hay futuro".

Contra los pronósticos, Colombia terminó líder en su zona en la fase preliminar con siete puntos sobre la favorita Argentina.

Colombia dejó dudas al ganar en su debut 1-0 a los ticos, pero luego hizo un gran partido contra Argentina, a la que dominó y puedo haber ganado si no desperdicia sendas ocasiones de gol. El 0-0 final no reflejó la superioridad colombiana.

Después frente a Bolivia, Falcao le dio la victoria con un doblete.

El equipo colombiano no regala nada en la zaga y lanza contragolpes punzantes, con circulación rápida del balón y pases medidos en busca de su "9'' Falcao.

"Hay que reconocer en Colombia una capacidad física y táctica muy importante", opinó el entrenador de Perú, Sergio Markarián. "Lo técnico en Colombia siempre ha sido tradicional y clásico".

El sábado, no obstante, volvió a exhibir inoperancia ofensiva y tuvo mala suerte, ya que estrelló dos remates en los maderos y Falcao marró su penal. Pagó caro los errores de su arquero Luis Martínez. Los dos goles peruanos fueron producto de malas entregas del portero, quien también se mostró muy inseguro ante los balones aéreos.

Colombia deberá encontrar fórmulas para llegar al gol en el proceso que se avecina, ya que sólo se va con tres goles marcados en cuatro partidos.

"El problema del gol. No definimos", señaló el timonel. "Creo que son momentos, porque goleadores sí hay. Falcao no falla, nunca falla".

La misión del "Bolillo" Gómez es regresar a Colombia a una Copa del Mundo, una empresa que le quedó lejana en la anterior eliminatoria al terminar séptima. El último viaje de Colombia a un mundial fue en Francia 1998.

"Fueron cuatro partidos que nos permitieron mejorar", destacó Gómez. "La eliminatoria siempre fue el objetivo".

____

Juan Zamorano está en Twitter en @Juan_Zamorano