El abridor Tim Lincecum trabajó seis episodios completos y el guardabosques Cody Ross se voló la barda para llevar a los Gigantes de San Francisco a una victoria por 6-1 sobre los Padres de San Diego.

Con su triunfo, los Gigantes sumaron cuatro consecutivos para afianzarse como líderes en la División Oeste de la Liga Nacional, con 4,5 juegos de ventaja sobre los Cascabeles de Arizona, que perdieron 4-6 contra los Dodgers de Los Ángeles.

Lincecum (8-7) lanzó seis episodios, permitió tres imparables, una carrera, regaló tres pasaportes y ponchó a siete para acreditarse el triunfo.

Ross (7) se voló la barda en el segundo episodio contra los lanzamientos del abridor Dustin Moseley, sin corredores en circulación.

Por los Gigantes el tercera base venezolano Pablo Sandoval se fue de 2-0, y vio rota su mejor racha en su carrera de 22 juegos seguidos pegando de hit.

Para los Padres la derrota fue su séptima consecutiva, la peor racha de juegos perdidos seguidos que han tenido en lo que va de campaña.

La derrota la cargó Moseley (2-9) en seis episodios, permitió siete imparables, un jonrón, cuatro carreras, dio dos pasaportes y ponchó a tres enemigos.