Al abridor Colby Lewis le faltó un "out" para completar la ruta completa y llevó a los Vigilantes de Texas a su noveno triunfo seguido, al vencer 4-0 a los Marineros de Seattle, que por segunda jornada consecutiva fueron blanqueados.

Los Vigilantes (53-41) se afianzan como líderes en la División Este de la Liga Americana, después de haber ganado nueve de los últimos 10 juegos, y de hacerse de la racha triunfal más amplia actual en las Grandes Ligas.

Lewis (9-7) lanzó ocho episodios y dos tercios, permitió cuatro imparables, dio dos pasaportes y retiró a ocho por la vía del ponche para acreditarse el triunfo.

En el primer episodio el guardabosques Josh Hamilton inició el ataque pegando volado de sacrificio por el jardín central.

La derrota a cargó el abridor Doug Fister (3-11) en siete entradas y dos tercios, permitió seis imparables, cuatro carreras, dio dos pasaportes y retiró a uno por la vía del ponche.

Fister retiró a 15 bateadores de manera consecutiva, pero no tuvo apoyo de la ofensiva, y los Marineros ampliaron a 26 episodios consecutivos su racha sin anotar carrera.