El tercera base venezolano Martín Prado regresó al campo de juego y pegó dos imparables, incluyendo un vuelacercas, para llevar a los Bravos de Atlanta a una victoria por 11-1 sobre los Nacionales de Washington.

Los Bravos, que tienen marca de 55-38 se hicieron de su triunfo número 10.000 en la historia de la franquicia, guiados por el ataque del venezolano.

Prado (9), que había estado en la lista de lesionados durante cinco semanas, tuvo un regreso triunfal al convertirse en el mejor bate de los Bravos.

El antesalista venezolano como se esperaba ayudó de inmediato al ataque de los Bravos al cazar los lanzamientos del abridor cubano Liván Hernández, y le botó la pelota del campo por todo lo alto del jardín izquierdo.

Prado estudió a Hernández y en la cuarta entrada hizo sonar el bate, sin "outs" en la pizarra, ni corredores en circulación.

El antesalista venezolano había estado en la lista de lesionados desde el pasado 8 de junio debido a una infección en la pantorrilla derecha.

En el montículo el abridor Tim Hudson (9-6) lanzó siete episodios, permitió siete imparables, una carrera, dio una base y retiró a siete por la vía del ponche.

La derrota fue para Hernández (5-9) en cuatro episodios, aceptó ocho imparables, un jonrón, seis carreras, dio una base y retiró a uno por ponche.