Una tardía recuperación el viernes impidió que la Bolsa de Valores de Nueva York tuviera su peor semana en casi un año.

Los inversionistas parecieron pasar por alto el debate en Washington sobre el aumento del límite de endeudamiento del país. Preguntas preocupantes sobre la salud financiera de Europa y la industria en Estados Unidos hicieron bajar los precios de las acciones durante gran parte del día. Toda esa información eclipsó un fuerte informe de ganancias de Google Inc.

El índice Standard & Poor's 500 cerró con un aumento de 7,27 unidades (0,6 para ubicarse en 1.316,14. La mayoría de las ganancias llegaron en la última hora de operaciones.

El promedio industrial Dow Jones aumentó 42,61 unidades (0,3 para quedar en 12.479,73 y el tecnológico Nasdaq avanzó 27,13 unidades (1%) para cerrar en 2.789,80.

Google subió casi un 13%, la mayor ganancia de cualquier acción en el Standard & Poor's, formado por 500 acciones, después de que la compañía informó que tuvo ventas récord en el último trimestre. Los ingresos netos de Google impulsaron ampliamente las acciones tecnológicas en el S&P. Microsoft Corp. y Cisco Systems Inc. ganaron un 1% cada una.

Las preocupaciones sobre Europa y la débil producción de la industria en Estados Unidos han mantenido relativamente bajas las expectativas de los comisionistas, y han afectado los precios de las acciones desde hace meses, dijo Ryan Detrick, estratega técnico superior de Schaeffer's Investment Research. Si los ingresos corporativos se mantienen fuertes y se estabiliza Europa, dijo, las acciones podrían recuperarse en la segunda mitad del año. Eso ocurrió en 2010, después de que los temores acerca de Europa contuvieron el mercado de valores a mediados de año.

"Con todo el debate sobre la deuda europea y los problemas de Estados Unidos, el hecho de que los ingresos están llegando con fuerza es una buena señal", dijo Detrick. "Una vez que esas cuestiones se abran camino a través del sistema, el crecimiento a largo plazo va a provenir de los ingresos".

La mayoría de los inversionistas creen que un acuerdo para elevar el límite de la deuda del país será alcanzado antes de la fecha límite del 2 de agosto. Standard & Poor's dijo el jueves que hay una posibilidad del 50% de que rebaje la calificación triple A del gobierno durante los próximos tres meses por cuenta del punto muerto. Moody's hizo una advertencia similar el miércoles. Aún así, ha habido poco progreso visible en las negociaciones entre el presidente Barack Obama y los congresistas republicanos.

Las ganancias tardías del viernes recortaron las pérdidas del S&P 500 para la semana a 2,1%. Si el índice hubiera cerrado donde estaba a las 2:30 de la tarde, habría perdido un 2,6% en la semana, con lo que hubiera sido la peor para ese referente ampliamente utilizado, desde el pasado agosto.

Por cada tres acciones que subieron, dos cayeron en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones estuvo ligeramente por encima del promedio con 4.000 millones de títulos.

El Dow cayó 1,4% para la semana y el Nasdaq 2,4%.

En otros mercados internacionales, el FTSE 100 británico cayó 0,06%, a 5.843,66, mientras que el DAX alemán se incrementó 0,07%, a 7.220,12 y el CAC-40 francés retrocedió 0,66%, a 3.726,59.

Más temprano, en Asia, el Nikkei japonés ascendió 0,37%, para cerrar a 9.972,59.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo de referencia West Texas Intermediate para entrega en agosto subió 1,55 dólar, para cerrar en 97,24 dólares el barril. En el mercado londinense ICE, el Brent del Mar del Norte se incrementó 1 dólar, a 117,26.