Los presidentes de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú relanzarán la Comunidad Andina en la cumbre del próximo 23 en Lima, después de la "profunda crisis institucional" de 2007 por la salida de Venezuela, pero con la esperanza de tener este país de vuelta, dijo hoy su secretario general, Adalid Contreras.

"La expectativa respecto a la cumbre de la Comunidad Andina tiene un carácter político de que volvemos a estar de acuerdo y con entusiasmo con nuestro bloque de integración", dijo Contreras en entrevista con Efe.

En opinión de Contreras, la crisis de 2007 en la Comunidad Andina fue producto "de las visiones distintas de los diferentes países integrantes" del bloque respecto a la asociación política y comercial con la Unión Europea y con Estados Unidos.

Venezuela estaba opuesto a firmar ambos acuerdos de asociación y salió de la organización, con la que compartía una serie de programas de integración en los campos económico, social, educativo, judicial y cultural, entre otros.

El secretario general destacó que la primera cumbre presidencial, después de cuatro años de la crisis, encontrará a los cuatro presidentes reunidos "para expresar su voluntad por el fortalecimiento de la integración andina y latinoamericana".

"Somos cuatro países con políticas muy particulares que tuvieron que vivir un momento de asentamiento de sus soberanías, pero que empiezan a buscar caminos de encuentro y la expresión más clara son las relaciones bilaterales entre los andinos", apuntó.

Contreras, ratificado en el cargo de forma indefinida, explicó que el bloque subregional decidió encontrar "los caminos de recuperación en base a los consensos" y a los temas en que pudieran estar de acuerdo "y dejando para más adelante los de conflicto".

En tal sentido, la comunidad se propuso "preservar la zona de intercambio comercial entre los países andinos", a pesar de la crisis institucional y política que después afectó a otros dos miembros de la organización (Ecuador y Colombia).

Contreras indicó que uno de los temas que será reconocido en la cumbre presidencial es el hecho de que "en una situación de crisis y sin un país importante en las relaciones comerciales (como Venezuela) el intercambio comercial entre los cuatro andinos haya crecido 35 % en el 2010 con cerca de 8.000 millones de dólares por sus operaciones".

Venezuela gozó hasta este año de las preferencias arancelarias andinas, pero tras su levantamiento acordó con cada país negociar acuerdos bilaterales para mantener los niveles de intercambio comercial.

Contreras dijo que la comunidad hizo "todos los esfuerzos para que Venezuela retorne al seno de la Comunidad Andina" y precisó que lo van a seguir haciendo, "porque el hermanamiento territorial en una región" como la latinoamericana "es fundamental".

En la cumbre presidencial de Lima, Bolivia entregará a Colombia la presidencia pro témpore por un año, y precisamente el reto del mandatario Juan Manuel Santos será consolidar la agenda estratégica andina y su plan de implementación para los próximos cinco años.

"La Comunidad Andina como está ahora podría tener una proyección importante, pero siempre es mejor cuando estamos todos", añadió Contreras.

En tal sentido, el secretario general expresó su esperanza de que "el presidente Hugo Chávez pueda ver también el relanzamiento de la Comunidad Andina como un espacio importante para su presencia y fortalecimiento".

La cumbre de Lima será también la despedida del saliente presidente Alan García, que entregará la presidencia de Perú a Ollanta Humala el próximo 28 de julio, motivo por el cual su colega boliviano, Evo Morales, presidente pro témpore de la Comunidad Andina, aceptó realizar la cita en la capital peruana.