El presidente estadounidense, Barack Obama, reiteró hoy su ultimátum al Congreso para que le presente un plan "serio" entre las próximas "24 y 36 horas" para la reducción del déficit y que permita elevar el tope de la deuda.

"No deberíamos estar tan cerca de la fecha límite. Nos estamos quedando sin tiempo", dijo Obama en una rueda de prensa en referencia al 2 de agosto, fecha en la que EE.UU. puede suspender pagos si no se ha aprobado antes en el Congreso una elevación del límite de endeudamiento, de 14,29 billones de dólares.

Durante toda la semana, líderes republicanos y demócratas se han reunido diariamente en la Casa Blanca para negociar un plan de reducción de déficit que permita equilibrar las cuentas fiscales de EE.UU., aunque sin éxito por el momento.